31.5.07

Fascinado

Hay mundos que me gustan mucho y no lo sabia. Ayer fui a buscar a la Pame a la universidad, específicamente al “taller de vaciado“ y ¿con que me encontré?, pues con un mundo increíble manooo. Me puse a sacar fotos con el celu (a mi artista también le saqué pero su torso estaba cubierto por yeso así que mejor le saco otra con su obra terminada) entre las cuales esta me gustó mucho porque me sorprendieron estas cabezas. No se, parece que están a medias, pero yo igual las encontré demasiado buenas… jeje… ya quisiera alguna en mi casa, en todo caso ya he gestionado con la artista algunas “donaciones“… jaja… súper patuo, pero en pedir no hay engaño…

Que las lluvias nos laven a todos



Comienza junio, un mes importante dentro del año, sobre todo para mi por el tema de los cumpleaños, ¡que manera de haber cumpleaños!. El año empezó tormentoso para muchos de nosotros (no voy a entrar en detalles jeje)… pero las tormentas pasan y es hora que se calmen las aguas.

Hoy la lluvia a lavado esta ciudad y el cielo asoma azulado entre los nubarrones, el smog da tregua y nosotros podemos disfrutar de un exquisito aire limpio, con aroma a tierra húmeda. Lo mismo puede pasar con nosotros, dejemos que las cosas lindas de la vida nos laven por dentro y nos dejen regalar a quienes nos rodean nuestro aire purificado, nuestra esencia limpia, eso que solo tenemos nosotros y que a veces parece opacado por nubes de duda, frustración y desencanto.

Hoy ha llovido en Santiago y me gustaría estar en la cumbre del San Cristóbal para ver mi ciudad limpia hasta donde se pierde la vista, ahora espero que llueva en mi vida y en la de muchas personas que quiero, para que podamos lavarnos como esta ciudad, y asi poder volver a regalarnos ese aire puro que un día disfrutamos juntos.

22.5.07

Piolín

Cruzamos la cordillera y te apunaste jajaja. Por suerte no chocamos en todo el viaje pero quedamos en pana en medio de la pampa y nos metimos por accidente a un terminal de buses en Mendoza e hicimos rally en un desvío. Recorrimos Bs. Aires con Roco, Bugueño y Oyharcabal. De vuelta con el puro vuelito hasta Santiago, pensando en que cresta era el Rodeo del Medio y que me dolía la espalda demasiado… 5 años después te vuelvo a conducir y eso se me viene a la cabeza. Bueno, para ser justos también recuerdo las chelas en tu interior porque afuera llovía y veníamos de la entrega de las banderas con Tejeda (ahora repetimos con la Pame, la Mónica y la Pau. Maestras), muchas idas a dejar y a buscar, un par de idas a horcón (el papelillo de jaime guajaja), un año conduciendo al abuelo Angel, los computadores armados, los frenos de mierda, ufff… Esto es solo un pequeño homenaje para Piolín.


Ya... todos aporten con los mejores recuerdos sobre o acerca del Piolín...!!!

Otoño

Ok, actualizando…

Es otoño y hace más frío que la… (puntito, puntito), el aire está cada vez peor y me arden los ojales, el metro está cada día más lleno y hediondo (gil), las micros cada día más lentas y con menos frecuencia, el piso está lleno de hojas y algunas no están lo suficientemente crujientes como para pisarlas con ganas (recuerdo), la cato alcanzó al Colo Colo :< , la pega no se mueve demasiado, en fin, está como chata la cosa.

Pero mirando las cosas con otro prisma, desde el lado positivo como se dice: también están las hojas rojas de los árboles dando espectáculo a contraluz, los dulcecitos a la hora del té son más abundantes, por lo menos para mi (en la casa de la Pame siempre tienen alguna cosita rica que comer… je, je), los cigarros tiritones porque no se puede fumar adentro, jajaja, la cercanía de un montón de cumpleaños, la Lis, Carreño, la Angela, la Leni, yo, etcétera, las lluvias que igual son bacanes cuando tienes que compartir el paraguas con tu pololis (el calor humano también se agradece), las bufandas de lana, las sopaipillas exquisitas (aunque ahora son de todo el año por culpa de los carritos), los rayos de sol por entre las nubes, el olor a tierra húmeda, etc. Yo me quedo con las cosas simples y hermosas del otoñits.

PD: Si se sienten un poco tristes con los días grises, vayan a los parques a pisar hojas crujientes (ahora si las pisan con la espalda, rodando, locamente abrazados con alguien, y el pelo lleno de picadillo… tanto mejor… jejeje).